Por qué te pedimos que seas mecenas de Politibot

Por Eduardo Suárez

Politibot nació como un bot en Telegram para cubrir las elecciones españolas de junio de 2016. Un año después, aquel experimento se ha convertido en una startup que ofrece dos productos distintos: un editor que permite a cualquier empresa elaborar bots de forma sencilla y un medio que difunde información y gráficos en Twitter, Instagram y Facebook Messenger y que produce un podcast sobre asuntos de política global.

A mediados de julio, decidimos crear una comunidad de socios en torno a Politibot y para ello abrimos una cuenta en Patreon, una red de mecenazgo que permite a los seguidores de un proyecto apoyarlo con una donación mensual.

Hasta el 5 de septiembre, Politibot había reunido 128 mecenas y unos ingresos de 423 dólares al mes. De esa cifra hay que descontar comisiones e impuestos y se queda en unos 354 euros al mes.

El propósito de este post es explicar en detalle qué hemos hecho durante este año, por qué hemos lanzado la campaña en Patreon y en qué emplearemos las donaciones de los seguidores de Politibot.

Qué hemos hecho hasta ahora

Politibot es un medio distribuido. El contenido que elaboramos lo colgamos a veces en nuestra página web pero más a menudo en las redes sociales y en las aplicaciones de mensajería donde está nuestra audiencia.

Muchos conocen a Politibot por su perfil de Twitter. Pero nuestro producto más original es lo que llamamos el digest: la conversación que enviamos cada día a través de Telegram y Facebook Messenger con gráficos, imágenes y audios que ayudan a comprender un tema de actualidad.

Esa conversación no se hace sola. María Ramírez y yo la hemos elaborado cada día desde el 8 de marzo hasta el 14 de julio con cientos de memes y gráficos originales sobre asuntos tan distintos como las elecciones francesas, los disturbios en Venezuela o los escándalos de Donald Trump.

Nuestro editor permite elaborar esa conversación en menos de una hora. Pero elegir el tema, seleccionar los enlaces y confeccionar los gráficos lleva varias horas al día y cada capítulo del podcast muchas horas más.

En apenas cuatro meses, unos 6.000 humanos conversaron al menos una vez con Politibot en Telegram y Facebook Messenger. Aún más inspiradora es la tasa de retención que hemos alcanzado: un tercio de esos seguidores abren el bot todos los días y casi dos tercios lo abren al menos una vez por semana. Es una tasa de retención mucho más alta que la de cualquier aplicación de noticias.

Revivir Politibot este año no fue fácil y no lo habríamos logrado sin la ayuda de Google, que financió el desarrollo de nuestra plataforma a través de DNI, la iniciativa para impulsar en Europa proyectos innovadores de periodismo. Nuestros desarrolladores Miguel Gil Biraud y Juan Font han empleado muchas horas en construir nuestro editor. David Martín-Corral ha afinado nuestro modelo de lenguaje natural y Martín González, que se incorpora en septiembre al ‘Economist’, última ahora algunas mejoras en la analítica y en la experiencia de usuario.

2017 ha sido un año lleno de desafíos para el equipo.

Desde principios de enero, Politibot es una sociedad limitada y nuestro robot tiene unos términos de uso que redactó con notas de humor nuestra abogada Alexandra y que puede comprender cualquier lector.

Durante este año, hemos publicado interactivos sobre las elecciones vascas, sobre las primarias del PSOE y sobre el paro en España elogiados por expertos en visualización de datos. En enero arrancamos el podcast de Politibot con la ayuda de nuestros amigos de Cuonda, que crearon la voz de nuestro robot y construyeron los contornos sonoros de la primera temporada, que llevó a nuestros oyentes por Francia, Venezuela, Países Bajos, Reino Unido y les ayudó a guiarse por los primeros meses de Trump.

Nuestro objetivo ha sido siempre que Politibot tenga una voz reconocible y a la vez adaptada a cada plataforma en todo lo que hacemos. Quienes nos siguen en Telegram o Messenger reciben una conversación cada día de lunes a viernes y pueden escuchar un episodio nuevo del podcast dos veces al mes. Nuestra intención es crear una oferta consistente que se convierta en una rutina para el lector.

Por qué Patreon

Entre marzo y julio, dos personas hemos elaborado las conversaciones de Politibot, hemos gestionado también las cuentas de Politibot en Twitter, Facebook e Instagram y hemos elaborado elaborado la mayoría de los episodios del podcast con la ayuda puntual pero muy oportuna de nuestros colegas Jorge Galindo, Martín González, Kiko Llaneras o Miguel Gil Biraud.

Ni María ni yo podemos seguir ese ritmo durante el curso que arranca ahora en septiembre. María acaba de iniciar su Nieman fellowship en Harvard, donde dedicará el año a estudiar “cómo desarrollar herramientas personalizadas para alcanzar a una audiencia escéptica sobre los medios en la era del populismo y las fake news”. Yo me he mudado también a Cambridge y repartiré mi tiempo entre la gestión de Politibot, algunas colaboraciones puntuales y varias clases en Harvard y en el MIT.

Estamos seguros de que estos meses en Harvard nos ayudarán a refinar el proyecto. Pero entretanto necesitábamos lograr que no enmudeciera Politibot. Así surgió la idea de solicitar donaciones mensuales en Patreon, una plataforma que utilizan músicos, cineastas y creadores en general.

Qué haremos con el dinero

Nuestro objetivo es reunir dinero suficiente para pagar los costes fijos de la empresa y para incorporar al equipo a una persona que nos ayude a elaborar cada día las conversaciones de Politibot. Esa persona es Julia Tena (Madrid, 1992), graduada en Política y Comunicaciones por la London School of Economics y colaboradora de medios como Letras Libres o El Español.

Julia vive en Londres, donde compagina sus estudios de derecho con su trabajo como periodista freelance. En sus ratos libres aprende árabe y toca la batería y acaba de leer Homo Deus de Yuval Noah Harari y Mujeres e hijas de Elisabeth Gaskell. Es una periodista culta y con un enorme talento. Estamos seguros de que sabrá mantener la voz y la calidad de Politibot.

Las donaciones en Patreon no deberían ser nuestras únicas fuentes de ingresos. Nuestro objetivo es licenciar nuestra plataforma a medios que quieran lanzar bots similares y quizá incorporar el patrocinio de alguna empresa interesada en el público joven e ilustrado que sigue a Politibot.

Esas donaciones son importantes también por otros motivos: nos ayudan a mejorar nuestra oferta y a identificar a los miembros más activos de nuestra comunidad. Al contrario que otros medios, la supervivencia de Politibot no depende de los clics sino de la conexión con su audiencia y sólo sobrevivirá si logra mejorar esa conexión.

Politibot nació hace un año como un experimento y nuestra intención es seguir innovando y explorando nuevas plataformas. Si logramos donaciones suficientes lanzaremos la segunda temporada del podcast a lo largo del otoño y sacaremos a Politibot de Torrevieja a tiempo para cubrir las elecciones alemanas y lo que ocurra en el referéndum catalán.

Tenemos algunas ideas sobre cómo mejorar Politibot pero no podremos llevarlas a cabo sin la ayuda de personas como tú. Si aún no has hecho tu donación mensual, puedes hacerlo en este enlace. Si ya lo has hecho y este texto te ha convencido de que tu ayuda es más importante de lo que pensabas, puedes convencer a una persona cercana de que done o aumentar tu donación. El futuro de Politibot depende de ti.